Navega rápidamente por el índice del contenido



Tipos de césped

 

Jardin con amplia zona de cesped 

En función del clima y del uso que vayamos a dar al césped, podemos crear diferentes tipos de césped:

 

Césped familiar: Es un césped resistente al pisoteo, de mantenimiento cómodo y de estética más o menos atractiva, en función de las especies que se seleccionen. El césped familiar es adecuado para la mayoría de espacios del jardín.

En este tipo de césped suelen predominar Lolium perenne L (Raigrás ingles) y Poa pratensis, además de poder incluir Festuca rubra, Stenotaphrum secundatum y Zoysia japónica.

 

Césped rústico: Es un césped que presenta alta resistencia al pisoteo y arrancamiento, así como una rusticidad general para soportar mejor las inclemencias climáticas.

Una mezcla buena puede ser: 70% Festuca arundinacea, 20% Lolium perenne L (Raigrás inglés) y 10% Poa pratensis.

La combinación de Festuca arundinacea y Poa pratensis crea un sistema radicular consistente y de gran resistencia al arrancamiento. Raigrás inglés acelera el establecimiento e implantación del césped.

 

Césped ornamental: Es un césped de gran calidad estética, por lo que se utilizan especies de hoja muy fina y decorativa, como Festuca rubra y Agrostis, mezcladas con Lolium perenne L (Raigrás ingles) o Poa pratensis para conseguir un césped más resistente. Lograr instalar este tipo de césped requiere muchos cuidados del suelo y del césped, pero además, una vez instalado, es un césped que requiere siegas frecuentes y mucho riego. El césped ornamental es adecuado para espacios destacados y de poco tránsito ya que este césped no soporta el pisoteo continuo.

 

Césped de bajo mantenimiento: Es un césped que exige pocas siegas o incluso ninguna, además de necesitar menos escarificados, aireación, abonados,…..

Para crear un césped de poco mantenimiento podemos recurrir a: Festuca ovina, Zoysia japónica, así como a especies tapizantes como Dichondra repens, Trifolium repens y Bellis perennis.



Césped resistente a la sequía: Es un césped que necesita menos agua y permite espaciar más los riegos reduciendo el consumo de agua.

Podríamos realizar la siguiente mezcla: 80% Festuca arundinacea y 20% Cynodon dactylon.

En climas fríos, Cynodon dactylon se secará en invierno, rebrotando en primavera. Para mantener el césped más verde en invierno, podemos optar por otra mezcla: 60% Festuca arundinacea y 20% Agropyrum cristatum y 10% Cynodon dactylon.

Podremos reducir más aún el consumo de agua de riego si creamos un césped con tapizantes como Dichondra repens, Trifolium repens y Bellis perennis.

 

Césped costero: Es un césped capaz de resistir suelos y aguas salinas, además de soportar la sequía habitual en ambientes salinos.

En zonas de costa podemos crear un césped con 80% Festuca arundinacea, 10% Cynodon dactylon y 10% Pennisetum clandestinum (Kikuyu).

 

Césped de sombra: Es un césped resistente a zonas sombrías.

Para crear un césped en una zona sombría podemos mezclar: 50% Festuca rubra rubra, 30% Festuca rubra commutata, 15% Ray-Grass inglés y 5% Poa pratensis.