Navega rápidamente por el índice del contenido



 

Preparación del lugar de plantación

 

Preparar el suelo antes de la plantación o siembra hará que la futura planta se desarrolle mejor reduciendo sus necesidades de mantenimiento y riego.

La preparación del suelo se debe iniciar uno o varios meses antes, aflojando y enriqueciendo el suelo. Se hará en mayor o menor profundidad, dependiendo de las plantas, su dimensión y sus necesidades:

 

Para plantas de temporada, bulbos o siembra de semillas. Será suficiente con eliminar las hierbas adventicias de raíz aireando bien la superficie con una horca o con un motocultor. Después se enriquecerá el suelo con un acolchado de compost, mantillo o estiércol bien maduro.

 

Para árboles, arbustos o plantas herbáceas exigentes en nutrientes, seguiremos los siguientes pasos:

 

  1º Abrir un hoyo de la suficiente amplitud y profundidad como para acoger buena parte del futuro sistema radicular de la planta adulta.

  2º La excavación del hoyo se realizará retirando primero la capa fértil, los primeros 30-40 cm superiores, y después las capas de tierra inferiores, que se situarán extendidas en lugares separados.

  3º Eliminación de las hierbas adventicias. Las hierbas adventicias o malas hierbas son aquellas que nacen de forma espontánea en cualquier espacio libre del jardín. Son plantas autóctonas y resistentes que aportan biodiversidad al jardín, aunque competirán por el agua y los nutrientes con las nuevas plantas por lo que, mientras la nueva planta crece y se hace más fuerte, es conveniente eliminar hierbas competidoras. La eliminación de hierbas adventicias se hace revisando la capa fértil del suelo retirada del hoyo y extrayendo una a una cada hierba adventicia desde la raíz. Si se arranca la hierba dejando la raíz, la hierba rebrotará rápidamente.

  4º Enriquecimiento del suelo. Para favorecer que las raíces se desarrollen en profundidad, se añade estiércol bien maduro, mantillo o compost sobre la capa de tierra inferior a los 30-40cm, mezclándola con un rastillo o motocultor en el caso de tratarse de una superficie de tierra muy extensa.

  5º Añadir una capa de compost o mantillo en el fondo del hoyo y rellenarlo nuevamente incorporando primero la capa de tierra inferior a 30-40cm y después la capa de tierra fértil.