Navega rápidamente por el índice del contenido



 

Podar arbustos de tallos decorativos

 

En el caso de arbustos cuyo principal valor ornamental está en la madera, su corteza, sus ramas o sus tallos, se debe realizar una poda enfocada a estimular la brotación de nuevos tallos y la intensidad de su colorido.

Para ello es conveniente recortar toda la madera vieja hasta un tercio de su longitud todos los años a principios de primavera. La energía de la planta se concentrará en producir nuevos brotes de intenso colorido y de gran atractivo.

Se debe tener en cuenta que en aquellos arbustos que florecen sobre madera del año anterior, se perdería la floración, por lo que habría que elegir entre conseguir un arbusto decorativo por su floración o por su madera.