Navega rápidamente por el índice del contenido



 

Plantas bulbosas

 

Las bulbosas son plantas que poseen un bulbo, un rizoma o un tubérculo bajo tierra, órgano donde acumulan reservas nutritivas para poder brotar nuevamente tras el período de reposo vegetativo en que la planta permanece oculta bajo tierra.

Las plantas bulbosas son vivaces que en algunos casos pueden llegar a vivir muchos años. Existe una gran variedad de especies bulbosas y son muy empleadas en jardinería debido a varios aspectos característicos:

 

Atractivo floral todo el año: La mayoría de bulbosas dan flores muy atractivas para el jardín y es posible contar con flores durante todo el año gracias a que existen bulbosas de otoño y de primavera que brotan y florecen en distintos meses pudiendo mantener florido el jardín durante casi todo el año. También podemos plantar bulbos en maceta.

 

Movilidad y renovación del jardín: Las plantas bulbosas se pueden trasladar de sitio con mucha facilidad desenterrando el bulbo cuando la planta se encuentra en reposo vegetativo y situándolo en otra zona del jardín en la época de brotación. De hecho, en zonas de mucho frío, para evitar la muerte de la planta bulbosa, es habitual retirar el bulbo de la tierra al final de su floración y guardarlo en un lugar protegido durante su período de reposo vegetativo. 

 

Puedes buscar todas las especies de plantas bulbosas accediendo a nuestra Guía de plantas.