Nombre botánico: Rubus fruticosus
Rubus fruticosus 1

Nombre común: Zarzamora, Zarza, Mora
Clima: Atlántico - Continental - Mediterráneo - Montañoso
Resistente a: Heladas Medias - Heladas Suaves - Salinidad - Sequía media  
Tipo de suelo: pH Neutro - Suelo bien drenado - Suelo fértil - Textura arcillosa - Textura arenosa - Textura franca
Porte: Arbusto
Tipo: Hoja Caduca
Tipo de mantenimiento: Medio
Confort en el jardín: Planta NO tóxica  
Exposición: Semi-sol - Sol  
Necesidad de agua: Cantidad moderada de agua
Grupo de plantas: Frutales
Estilos de jardín: Jardín Silvestre
Espacio del jardín: Macizo - Zona de relleno
Altura adulta: De 1-2m
Anchura adulta: 1-2m
Decoraciones de color: Negro - Rojo - Rosa - Verde Oscuro
Planta decorativa por estación: Para Verano
Floración: Verano
Fructificación: Verano
Longevidad: De 30 - 100 años
Descripción:

Abonado: Realizar un abonado con compost en primavera.

Multiplicación: Propagación por esqueje de ramas.

Poda: Realizar poda de mantenimiento a finales del invierno eliminando los tallos que ya han producido fruto para estimular el desarrollo de los tallos nuevos, que serán los que den fruto. La zarzamora crece de forma silvestre en muchas zonas, siendo necesario controlar su expansión.

Familia botánica: Rosaceae.

De interés: Arbusto de ramas espinosas atractivo por sus pequeños frutos comestibles, moras de zarza de sabor dulce que pueden comerse crudas o utilizarse para la elaboración de postes y confituras. La zarzamora da pequeñas flores rosadas durante el verano que son seguidas por las moras que van madurando desde el color verde al morado oscuro, pasando por el rojo. Flores y frutos en distintos estado de madurez conviven al mismo tiempo durante casi todo el verano. La zarzamora puede crecer como planta trepadora sobre un soporte, así como formar setos anchos y espinosos si se deja crecer en los bordes de una parcela. En los climas atlánticos y continentales crece de forma silvestre y conviene controlar su expansión en el jardín. Crece en suelos fértiles y bien drenados, siendo resistente a heladas invernales y al calor y sequía del verano, aunque prefiere humedad ambiental y riegos frecuentes durante la época de crecimiento.

 
 Galería de fotos
Rubus fruticosus 1