Nombre botánico: Cerasus avium
Cerasus avium 1

Nombre común: Cerezo
Clima: Atlántico - Continental - Mediterráneo - Montañoso
Resistente a: Heladas Fuertes - Heladas Medias - Heladas Suaves  
Tipo de suelo: pH Neutro - Suelo bien drenado - Suelo fértil - Suelo Húmedo - Textura arcillosa - Textura arenosa - Textura franca
Porte: Árbol
Tipo: Hoja Caduca
Tipo de mantenimiento: Medio
Confort en el jardín: Planta SIN púas peligrosas - Planta NO tóxica  
Exposición: Semi-sol - Sol  
Necesidad de agua: Cantidad moderada de agua
Grupo de plantas: Frutales
Estilos de jardín: Jardín Rural
Espacio del jardín: Huerta
Forma del árbol: Copa redonda
Decoraciones de color: Blanco - Rojo - Verde Oscuro
Planta decorativa por estación: Para Primavera - Para Verano
Floración: Primavera
Fructificación: Verano
Descripción:

Abonado: Realizar un abonado con compost en primavera.
Multiplicación: Propagación por injerto de lengüeta a principios de la primavera o por injerto de yema de las variedades en verano. También es posible la reproducción mediante esquejes a principios de verano. La multiplicación por semillas no dará especies idénticas a la madre y dará cerezas de sabor y características distintas pudiendo no ser comestibles.
Poda: Es una especie sensible a la poda debido a su difícil cicatrización, por lo que se deben realizar podas frecuentes y ligeras, preferiblemente a finales del verano, para favorecer la cicatrización de los cortes. Durante los primeros años realizaremos una poda de formación suave, creando un tronco principal y una copa baja y abierta, bien aireada. Una vez formado el árbol, realizaremos podas de mantenimiento anuales, consistentes en despuntar el extremo de los brotes jóvenes y eliminar ramas mal ubicadas o dañadas, retoños del portainjertos, etc.. Más detalle en podar árboles.
Plagas y enfermedades: La poda de ramas de grosor superior a 1cm puede complicar la cicatrización y provocar enfermedades difíciles de erradicar.
Familia botánica: Rosaceae.
Origen: Europa y Asia.
De interés: Árbol frutal productor de cerezas dulces. Su floración de color blanco en primavera resulta muy decorativa, así como sus cerezas rojas, que maduran en verano. Las flores y frutos del cerezo son sensibles a heladas tardías y cambios bruscos de temperatura por lo que en clima continental conviene escoger variedades de floración tardía. En otoño, sus hojas verdes toman tonalidades rojo-anaranjadas atractivas. Su tronco de corteza rojiza brillante es característica en todo el género Prunus. Los cerezos dulces necesitan ser polinizados por otra variedad de cerezo ácido para producir cerezas, por lo que debemos elegir al menos dos cerezos distintos que florezcan al mismo tiempo y que sean compatibles para polinizarse. También se denomina Prunus avium.

 
 Galería de fotos
Cerasus avium 1 Cerasus avium v 2 Cerasus avium 3 Cerasus avium 4 Cerasus avium v 5