Nombre botánico: Camellia japonica 'K. Sawada'
Camellia japonica 'K. Sawada' 1

Nombre común: Camelia
Clima: Atlántico - Continental - Mediterráneo - Montañoso - Tropical
Resistente a: Heladas Medias - Heladas Suaves - Suelo Ácido  
Tipo de suelo: pH Ácido - pH Neutro - Suelo bien drenado - Suelo fértil - Suelo Húmedo - Suelo Seco - Textura arcillosa - Textura arenosa - Textura franca
Porte: Árbol - Arbusto
Tipo: Hoja Perenne
Ritmo de crecimiento: Lento
Utilidad: Recolección de flores
Tipo de mantenimiento: Medio
Confort en el jardín: Planta SIN púas peligrosas - Planta NO tóxica - Planta SIN bayas que ensucien el suelo  
Exposición: Semi-sol - Sombra luminosa  
Necesidad de agua: Cantidad moderada de agua
Estilos de jardín: Jardín Silvestre - Jardín Rural - Jardín Victoriano
Espacio del jardín: Jardín en macetas
Altura adulta: De 4-8m
Anchura adulta: Más de 3m
Forma del árbol: Copa redonda
Decoraciones de color: Blanco - Verde Oscuro
Planta decorativa por estación: Para Invierno - Para Otoño - Para Primavera
Floración: Invierno - Primavera
Longevidad: De 30 - 100 años
Descripción:

Abonado: Realizar un abonado con compost ácido, rico en hierro y aluminio, en primavera o verano, así como después de la floración. No abonar nunca en otoño e invierno ya que los excesos de abono y de agua puede producir la caída de los capullos florales.

Multiplicación: Propagación por esquejes semileñosos de puntas de rama desde finales del verano hasta el invierno, manteniendo la planta protegida del frío. También es posible la reproducción por esquejes de hoja con yema desde finales del verano hasta el invierno.

Plantación: Otoño.

Poda: La camelia florece en invierno sobre los extremos de las ramas del año anterior, por lo que no debemos realizar recortes de ramas hasta después de la floración. Realizar poda de formación para aportar al arbolito o arbusto la forma adecuada. Una vez formada, realizar podas de mantenimiento eliminando ramas deterioradas o mal ubicadas, flores y frutos secos, rebrotes de raíz, etc. Realizaremos finalmente la poda de floración, una vez finalizada la época de floración, en la que despuntaremos las ramas del año dejando 2-3 yemas laterales contadas a partir de la inserción del brote, estimulando así la floración del año siguiente. Más detalle en podar arbustos.

Plagas y enfermedades: Es una planta sensible a hongos y enfermedades. Los hongos en las hojas (Phyllosticta camelliae, Pestalozzia guepini, Exobasidium camelliae,..) pueden erradicarse eliminado las hojas afectadas y espolvoreando la planta con azufre. Otros hongos afectan a las flores (Ovulinia azaleae) o a la corteza, a través de heridas (Glomerella, Phomopsis..) siendo necesario eliminar todas las partes afectadas y sanear bien las heridas. Por otra parte, una de las enfermedades más frecuentes en la Camelia es la clorosis, amarilleamiento de sus hojas por falta de hierro, generalmente debida a un pH del suelo demasiado elevado. Otra enfermedad habitual si existe exceso de agua y humedad es la botritis (pudriciones) en hojas y flores.

Familia botánica: Theaceae.

Origen: Japón, China y Corea, Asia.

De interés: Variedad de arbolito o arbusto muy decorativa por sus grandes flores fragantes de color blanco. Se trata de una planta delicada que requiere humedad ambiental y protección frente a calores y fríos fuertes, así como frente a los cambios bruscos de temperatura, por lo que es conveniente plantarla en ubicaciones resguardadas y evitar el sol de primeras horas de la mañana, que le provocará un contraste fuerte con las frías temperaturas nocturnas. No soporta los suelos alcalinos ni las heladas persistentes inferiores a -5ºC. También conviene evitar los riegos con agua calcárea. Necesita riegos frecuentes en verano pero, sin embargo, no es conveniente regar la planta a finales del otoño ni en invierno.

 
 Galería de fotos
Camellia japonica 'K. Sawada' 1 Camellia japonica 'K. Sawada' 2 Camellia japonica 'K. Sawada' 3 Camellia japonica 'K. Sawada' 4