Nombre botánico: Rhodiola rosea
Rhodiola rosea 1

Nombre común: Raíz ártica, Raíz del ártico, Rhodiola, Rodiola, Raíz de oro
Clima: Atlántico - Continental - Mediterráneo - Montañoso
Resistente a: Heladas Fuertes - Heladas Medias - Heladas Suaves - Salinidad - Sequía media - Suelo pobre - Viento  
Tipo de suelo: pH Neutro - Suelo Pedregoso - Textura arenosa - Textura franca
Porte: Herbácea
Tipo: Vivaces
Utilidad: Especias o infusiones medicinales
Tipo de mantenimiento: Bajo Mantenimiento
Confort en el jardín: Planta SIN púas peligrosas - Planta NO tóxica - Planta SIN bayas que ensucien el suelo  
Exposición: Semi-sol - Sol  
Necesidad de agua: Cantidad moderada de agua - Poco agua o sequía
Grupo de plantas: Crasas o suculentas
Espacio del jardín: Borduras - Jardín en macetas - Macizo - Rocalla
Altura adulta: De 30-60cm
Anchura adulta: De 30-60cm
Decoraciones de color: Amarillo y dorado - Púrpura - Rosa - Verde claro - Verde Oscuro
Planta decorativa por estación: Para Invierno - Para Otoño - Para Primavera - Para Verano
Floración: Primavera
Longevidad: > 2 AÑOS
Descripción:

Abonado: Realizar un abonado con compost en primavera.

Multiplicación: Propagación por semillas o por división de raíces.

Poda: Realizar poda de mantenimiento consistente en eliminar hojas y ramas secas o enfermas.

Familia botánica: Crassulaceae.

Origen: Ártico y montañas de Asia Central y Europa.

De interés: Planta medicinal y suculenta decorativa por sus tallos y hojas verdes y rojizos, así como por sus flores amarillas. Pero sin embargo, su uso más extendido es como planta medicinal debido a sus numerosas propiedades contra la depresión, el estrés y el envejecimiento. La rhodiola o raíz ártica mejora el rendimiento físico y mental y refuerza las defensas inmunitarias, aunque debe consumirse con prudencia al producir sobreestimulación y estreñimiento. La raíz del ártico crece en suelos arenosos o rocosos y es una planta muy resistente al frío y a las heladas intensas.

 
 Galería de fotos
Rhodiola rosea 1