Nombre botánico: Origanum vulgare
Origanum vulgare v 1

Nombre común: Orégano
Clima: Árido - Atlántico - Mediterráneo
Resistente a: Heladas Suaves - Sequía media - Suelo pobre  
Tipo de suelo: pH Neutro - Suelo bien drenado - Suelo Seco - Textura arcillosa - Textura arenosa - Textura franca
Porte: Arbusto - Herbácea
Tipo: Hoja Perenne - Vivaces
Utilidad: Especias o infusiones medicinales
Tipo de mantenimiento: Bajo Mantenimiento
Confort en el jardín: Planta SIN púas peligrosas - Planta NO tóxica - Planta SIN bayas que ensucien el suelo  
Exposición: Semi-sol - Sol  
Necesidad de agua: Poco agua o sequía
Grupo de plantas: Aromáticas
Estilos de jardín: Jardín Mediterráneo - Jardín Rural
Espacio del jardín: Borduras - Huerta - Invernadero - Jardín en macetas - Macizo
Altura adulta: De 30-60cm - De 60-99cm
Anchura adulta: De 30-60cm
Decoraciones de color: Blanco - Verde claro - Verde Oscuro
Planta decorativa por estación: Para Otoño - Para Primavera - Para Verano
Floración: Otoño - Verano
Longevidad: > 2 AÑOS - 10 - 30 años
Descripción:

Abonado: No precisa abonado, crece en terrenos pobres donde las hojas adquieren mejor sabor y aroma.

Multiplicación: Propagación por semillas en primavera. También es posible la reproducción a través de esquejes semileñosos recogidos desde finales de primavera hasta otoño.

Poda: No necesita poda aunque la planta se vuelve bastante leñosa a partir del tercer o cuarto año, siendo aconsejable realizar una poda fuerte de rejuvenecimiento o por el contrario, sustituir la planta.

Familia botánica: Lamiaceae.

Origen: Área mediterránea, Sur de Europa y Norte de África.

De interés: Planta aromática muy popular cuyas hojas son utilizadas para condimentar pizzas, pastas, arroces y carnes. El orégano tiene hojas de textura áspera y fuerte sabor, que resultan decorativas en el jardín. El orégano da flores blancas o moradas a finales de verano y en otoño y es su floración la que marca el momento de recolección de sus hojas. Para utilizar sus hojas se deben recortar los tallos y colgarlos en manojos en un lugar fresco, seco y ventilado. Una vez secas, las hojas se deben conservar en botes herméticos para poder usarlas todo el año. El orégano crece bien en suelos secos y bien drenados, a pleno sol. No se trata de una planta exigente en nutrientes y necesita poco riego. Es sensible al frío por lo que en climas frescos debe cultivarse en espacios protegidos del frío y de las heladas.

 
 Galería de fotos
Origanum vulgare v 1