Nombre botánico: Parkinsonia aculeata

Nombre común: Palo verde, Espino de Jerusalén, Parkinsonia
Clima: Árido - Mediterráneo - Subtropical árido
Resistente a: Heladas Suaves - Sequía intensa - Sequía media  
Tipo de suelo: pH Neutro - Suelo bien drenado - Suelo fértil - Suelo Seco - Textura arcillosa - Textura arenosa - Textura franca
Porte: Árbol
Tipo: Hoja Perenne
Tipo de mantenimiento: Medio
Confort en el jardín: Planta SIN púas peligrosas - Planta NO tóxica - Planta SIN bayas que ensucien el suelo  
Exposición: Semi-sol - Sol  
Necesidad de agua: Poco agua o sequía
Estilos de jardín: Jardín Mediterráneo
Espacio del jardín: Macizo
Altura adulta: De 4-8m
Anchura adulta: Más de 3m
Forma del árbol: Copa redonda
Decoraciones de color: Amarillo y dorado - Verde claro
Planta decorativa por estación: Para Invierno - Para Otoño - Para Primavera - Para Verano
Floración: Primavera - Verano
Fructificación: Invierno - Otoño
Longevidad: De 30 - 100 años
Descripción:

Abonado: Realizar un abonado con compost en primavera. Multiplicación: Propagación por semillas que deben ser escarificadas antes de su siembra para facilitar su germinación. Más detalle en propagación de plantas. Poda: Realizar podas de formación y mantenimiento eliminando ramas cruzadas o dañadas y manteniendo la estructura de las ramas y la forma de la copa. Más detalle en podar árboles. Familia botánica: Fabaceae. Origen: Suroeste de EE.UU. y de Méjico, América del Norte. De interés: Árbol perennifolio decorativo por sus hojas de textura suave y esponjosa, por sus ramas péndulas y por sus racimos de flores amarillas en primavera y verano. Tras las flores, salen vainas aplanadas características de la familia fabaceae (leguminosas). El palo verde o espino de Jerusalén crece bien en suelos fértiles y bien drenados de climas cálidos y secos. Es resistente a la sequía y puede soportar heladas suaves.