Nombre botánico: Sequoiadendron giganteum
Sequoiadendron giganteum v 1

Nombre común: Secoya gigante, Secuoya gigante
Clima: Atlántico - Continental - Mediterráneo - Montañoso
Resistente a: Heladas Medias - Heladas Suaves  
Tipo de suelo: pH Neutro - Suelo bien drenado - Suelo fértil - Suelo Húmedo - Textura arcillosa - Textura arenosa - Textura franca
Porte: Árbol
Tipo: Hoja Perenne
Tipo de mantenimiento: Bajo Mantenimiento
Confort en el jardín: Planta SIN púas peligrosas - Planta NO tóxica - Planta SIN bayas que ensucien el suelo  
Exposición: Semi-sol - Sol  
Necesidad de agua: Cantidad moderada de agua
Grupo de plantas: Coníferas
Altura adulta: Más de 12m
Anchura adulta: Más de 3m
Forma del árbol: Cónica ó Piramidal
Decoraciones de color: Verde Oscuro
Planta decorativa por estación: Para Invierno - Para Otoño - Para Primavera - Para Verano
Floración: Primavera
Fructificación: Verano
Longevidad: > 100 años
Descripción:

Abonado: Realizar un abonado con compost en otoño o primavera.
Multiplicación: Propagación por esquejes en verano. También es posible la reproducción por semillas sembradas en cajonera en primavera, así como por esquejes semileñosos con talón en otoño.
Poda: Es un árbol sensible a la poda debido a su lenta cicatrización y a que no rebrota a partir de madera vieja. Por ello es importante realizar podas de formación y mantenimiento muy ligeras y regulares a finales de verano o principios del otoño, que evitarán tener que realizar podas fuertes o drásticas posteriores. La poda de formación se basa en dirigir la planta hacia su forma natural manteniendo la rama guía. La poda de mantenimiento consiste en realizar el aclareo de ramas y la limpieza de ramas secas. Para más información, consulta podar coníferas.
Familia botánica: Cupressaceae.
Origen: California, EE.UU., América del Norte.
De interés: Es el árbol más grande y voluminoso que existe, aunque no alcanza tanta altura como Sequoia sempervirens. Además es de los más longevos, habiéndose descubierto ejemplares de hasta 3.000 años. Es decorativo por su grueso tronco de corteza rojiza y asurcada, así como por su forma cónica. Su follaje acicular de color verde azulado es característico y atractivo. Da flores masculinas y femeninas, seguidas por frutos, piñas con forma de huevo, de mayor tamaño que las piñas de Sequoia sempervirens. Las piñas tardan un año en madurar. Es un árbol adecuado para jardines muy grandes. Crece bien en suelos ricos, profundos y húmedos.

 
 Galería de fotos
Sequoiadendron giganteum v 1 Sequoiadendron giganteum v 2 Sequoiadendron giganteum v 3