Nombre botánico: Tamarix gallica
Tamarix gallica v 1

Nombre común: Tamarindo, Tamarisco, Taray, Atarfe
Clima: Atlántico - Continental - Mediterráneo - Montañoso
Resistente a: Heladas Fuertes - Heladas Medias - Heladas Suaves - Salinidad - Viento  
Tipo de suelo: pH Neutro - Suelo bien drenado - Suelo fértil - Suelo Húmedo - Textura arcillosa - Textura arenosa - Textura franca
Porte: Árbol - Arbusto
Tipo: Hoja Caduca
Tipo de mantenimiento: Bajo Mantenimiento
Confort en el jardín: Planta SIN púas peligrosas - Planta NO tóxica - Planta SIN bayas que ensucien el suelo  
Exposición: Semi-sol - Sol  
Necesidad de agua: Cantidad moderada de agua
Espacio del jardín: Macizo
Altura adulta: De 2-4m
Anchura adulta: 2-3m - Más de 3m
Forma del árbol: Copa redonda
Decoraciones de color: Marrón - Rosa - Verde claro - Verde Oscuro
Planta decorativa por estación: Para Otoño - Para Primavera - Para Verano
Floración: Primavera - Verano
Longevidad: > 100 años
Descripción:

Abonado: Realizar un abonado con compost en primavera.
Multiplicación: Propagación por esquejes semiduros en verano o por esquejes de madera dura en invierno. También es posible la reproducción por semillas recién recolectadas sembradas al abrigo del frío y las heladas.
Poda: El taraje florece a finales de primavera o principios del verano sobre el extremo de los brotes del año y los brotes que ya han florecido no volverán a florecer. Realizaremos una poda de floración en invierno, consistente en recortar las ramas crecidas durante la temporada pasada dejando entre 2-5 yemas contadas desde su intersección. De dichas yemas nacerán nuevos brotes que serán los que den la floración en primavera. Al mismo tiempo, realizaremos la poda de mantenimiento, eliminando ramas dañadas, rebrotes no deseados, hojas y flores marchitas, etc.. Más detalle en podar árboles y podar arbustos.
Familia botánica: Tamaricaceae.
Origen: Área mediterránea, Sur de Europa y Norte de África.
De interés: Arbusto o arbolito muy decorativo por su follaje verde azulado de textura esponjosa o plumosa, así como por su floración de color rosado a crema muy llamativa y agrupada en ramos cilíndricos a finales de primavera y parte del verano. Su corteza de color pardo rojizo y su porte también resultan atractivos. El tamarindo crece en suelos bien drenados de zonas costeras y soleadas soportando muy bien la salinidad y los vientos marítimos. En zonas de interior también puede cultivarse, en cuyo caso, precisa una mayor humedad en el suelo.

 
 Galería de fotos
Tamarix gallica v 1 Tamarix gallica 2 Tamarix gallica 3 Tamarix gallica v 4 Tamarix gallica 5