23 de Septiembre de 2011

Composiciones vegetales para otoño e invierno

Composiciones vegetales para otoño e invierno

A medida que las temperaturas se vuelven más frescas, vemos que las plantas de la temporada estival comienzan a marchitarse dando un mal aspecto al jardín y a las jardineras. El otoño ha llegado y es el momento de sustituir las plantas de primavera y verano por plantas para composiciones de otoño e invierno que nos permitan mantener atractivas las macetas y los macizos del jardín.

Estas plantas, además de adornar las jardineras en otoño e invierno, son capaces de resistir el frío y las heladas de esta época manteniendo un bello aspecto.

Se pueden realizar muchas combinaciones atractivas entre plantas:

 

Composición floral en tonos blancos y violetas: En el centro de la jardinera o macizo plantaremos varios ciclamen de flor blanca o violeta, que darán altura y volumen a la composición. Alrededor de los ciclamen plantaremos pensamientos alternando variedades de flor blanca con variedades de flor violeta. Una combinación muy elegante y florida.

 

ciclamen de flor morada resistente al frío para otoño e invierno

 

Composición en tonos morados: Combinaremos brecina con col decorativa. Plantaremos una o varias brecinas de flor morada en el centro de la composición. A los lados colocaremos coles moradas. Una composición original y muy resistente al frío, al viento y a la lluvia fuerte.

 

Col decorativa o col de jardin

 

Composiciones de flores en amarillo y violeta: En el centro situaremos primavera de flor amarilla y en el borde plantas de viola tricolor de flores amarillas y violetas. Una composición llena de vitalidad para alegrar el invierno.

 

Viola o pensamiento amarillo y morado

 

Composición en tonos amarillos, naranjas y rojos: Plantaremos en la zona central un arbusto de mahonia que en otoño mostrará hojas rojizas y en invierno racimos muy llamativos de flores amarillas. Para resaltar las tonalidades rojizas y amarillas de la mahonia plantaremos alrededor violetas de flor bicolor en rojo y amarillo. Una composición con mucha energía. La mahonia puede permanecer en primavera y entonces podremos sustituir la primavera por otras plantas de temporada.

 

mahonia con flores amarillas en invierno

 

Composición en tonos rojos: En el centro de la jardinera o macizo plantaremos un arbusto de cotoneaster wardii. Rodearemos el arbusto de ciclamen de flor roja para resaltar el color rojo de los frutos que cubrirán el arbusto durante el otoño y el invierno. En primavera podremos mantener el cotoneaster y sustituir el ciclamen por otras plantas de temporada.

 

Cotoneaster con fruos rojos decorativos en otoño

 

Composición en tonalidades rosas: Plantaremos en el centro varios geranios de flor bicolor, en blanco y rosa fuerte. Rodearemos los geranios con plantas de primula obconica de preciosas flores rosas. El geranio soporta heladas suaves propias del clima mediterráneo. En climas más fríos podemos cultivar ciclamen de flor rosada en lugar de geranios.

 

Geranio de flores rosas

 

Composición con plantas de montaña: Situaremos en el centro un acebo femenino que se llenará de frutos rojos en invierno. Alrededor del acebo plantaremos brecina de flor blanca para dar luminosidad al espacio. Esta composición necesita humedad ambiental y riego frecuente, especialmente si se mantiene en primavera y verano.

Brecina de flor blanca en invierno


 



No hay ningún comentario para este artículo.



Para poder comentar este jardín tienes que estar validado. Valídate ahora o regístrate de forma gratuita

También puedes loguearte con tu usuario de facebook. Connect with Facebook