12 de Septiembre de 2011

Mantenimiento de un jardín de rocalla

Mantenimiento de un jardín de rocalla

 

Un jardín de rocalla bien diseñado requiere pocos cuidados. Las plantas de rocalla suelen ser resistentes al calor y a la sequía por lo que se debe regar con moderación y con agua difuminada para evitar la erosión y arrastre de la tierra.

Para mantener la rocalla atractiva debemos controlar el crecimiento de las plantas podándolas y recortándolas para que las piedras grandes nunca queden ocultas bajo la vegetación. También debemos estar atentos a las malas hierbas, principalmente en primavera, para mantenerlas bajo control.

Todos los años, en otoño o primavera, realizaremos un abonado orgánico extendiendo una capa de 1-2cm de compost.
 



No hay ningún comentario para este artículo.



Para poder comentar este jardín tienes que estar validado. Valídate ahora o regístrate de forma gratuita

También puedes loguearte con tu usuario de facebook. Connect with Facebook